bombillas-leds

El sector de la iluminación inició hace unos años toda una revolucionado con el descubrimiento de la tecnología LED, y que en la actualidad no deja de seguir avanzando y mejorando para ofrecernos cada vez mayores beneficios.

Actualmente encontramos este tipo de bombillas en la mayoría de las casas, comercios, oficinas, vehículos, pantallas, en el alumbrado público… Pero aún son muchos los que todavía no han sustituido las antiguas lámparas con bombillas incandescentes y fluorescentes por las nuevas, por esa razón te recordamos las ventajas que conlleva pasarse al LED.

  • Ahorro energético: Las bombillas LED consumen mucho menos electricidad, alrededor de un 85%, que las bombillas tradicionales y sobre un 25% menos que las de bajo consumo.
  • Larga durabilidad: Si una bombilla tradicional duraba unas 2.000 horas encendida, las actuales de LED alcanzan cerca de las 50.000 horas.
  • Ahorro económico: El notable descenso en el consumo energético repercute en un menor gasto en la factura eléctrica, junto con la larga vida de las mismas hace que haya que comprar bastantes menos bombillas, con lo que el gasto y gestión del mantenimiento también desciende notablemente.
  • Cuidan el medioambiente: Las bombillas tradicionales contienen tungsteno y los fluorescentes mercurio, ambos son productos altamente tóxicos, a diferencia de las LED que no emiten residuos y contaminan menos que sus predecesoras.
  • Menos calor: Las bombillas LED no desprenden tanto calor como las tradicionales, lo que repercute en espacios donde la iluminación y el aire acondicionado libran constantes batallas por la temperatura.
  • Eficiencia: Como no necesita calentarse, con las bombillas LED la luminosidad es completa de forma inmediata nada más encenderse, a diferencia de los fluorescentes de bajo consumo que necesitan un tiempo para alcanzar su rendimiento óptimo.
  • Son más resistentes: La mayoría de bombillas LED están fabricadas en plástico y no usan filamentos por lo que resulta más difícil que se rompan ante un golpe o una caída.
  • Más saludables: No emiten rayos UV y los campos magnéticos que emanan son muy inferiores a los que emiten los fluorescentes o incandescentes.
  • Son programables: Las hay que se puede programar para que tengan un ritmo de luminosidad y de potencia.
  • Diversidad: Existe un gran abanico de colores, formas y estilos para elegir la que mejor se adapta al diseño de la estancia.

Ahora ya sabes que si quieres cuidar el medio ambiente, ganar en comodidad y ahorrar dinero pásate al LED cuanto antes. Ahora además puedes comprar todas tus bombilla cómodamente en la tienda online: http://www.webled.es